Historia

El Remanso se trata de una tradicional urbanización, fundada hace 30 años, que se extiende a lo largo de la Ruta N°8 desde el Km.70 hasta el Km.75 abarcando unas 500 hectáreas. Este parque originalmente pertenecía a Miguel Gándara quien loteó y vendió las tierras.

La Oficina de la Asociación ubicada en “La Patria” y “La Media Caña” fue un puesto de venta de la inmobiliaria de Miguel Gándara. Producto de un incendio fue abandonada; y en el año 1982 fue rescatada por la Asociación, que tras su recuperación instaló sus oficinas.

El Polideportivo se creó a partir del esfuerzo de algunos socios quienes lograron que el municipio cediera un terreno ubicado entre las calles “El Gato”, “La Cortejada”, “La Zamba” y “La Condición” y se instalara el centro deportivo y social. El Polideportivo cuenta con una cancha de fútbol, una de básquet y una de jockey, además de una construcción que es utilizada como sede social para reuniones y eventos, que data de 1986.

ORÍGENES DEL PARTIDO DE EXALTACIÓN DE LA CRUZ
Sus orígenes coinciden con la segunda fundación de Buenos Aires. Juan de Garay, en el segundo repartimiento de tierras verificado el 24 de Octubre de 1580, llamó “Cañada de la Cruz” al territorio comprendido a ambos costados del Arroyo de la Cruz, y desde las cercanías de Luján hasta San Antonio de Areco, se llegaba al Río Paraná comprendiendo los actuales partidos de Exaltación de la Cruz, Campana y parte del de Zárate.

La tradición cuenta que un señor Barragán, dueño de las tierras en que se halla el pueblo Capilla del Señor encontró a las orillas del arroyo un Crucifijo y le edificó una capilla. Al promediar el siglo XVII, el Capitán Francisco Casco de Mendoza, dueño de una estancia frente a la cañada, obtuvo licencia del Sr. Obispo de Buenos Aires para edificar en su estancia una capilla. Como debía conocer la devoción de la zona hacia el Señor Crucificado, dedicó la capilla al mismo Señor denominándola “Capilla del Señor de la Exaltación de la Cruz” y celebrando su fiesta patronal el 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Cruz. Dicha fiesta patronal dio nombre al partido: Exaltación de la Cruz.

En 1772 Casco de Mendoza vendió las tierras inmediatas a la iglesia (ubicada en el mismo sitio de la actual Iglesia Parroquial) donde se creó el pueblo de Capilla del Señor que era cabecera del partido de Exaltación de la Cruz.

ORÍGENES DE LA FESTIVIDAD DE EXALTACIÓN DE LA CRUZ
La costumbre de venerar la Santa Cruz se remonta a las primeras épocas del cristianismo en Jerusalén. A principios del siglo VII, cuando los persas saquearon Jerusalén se apoderaron de las sagradas reliquias de la Santa Cruz, las que pocos años más tarde serían recuperadas por el emperador Heraclio. Recordando este rescate de Heraclio es que se celebra el 14 de septiembre la exaltación de la Cruz.

La tradición cuenta que el emperador, vestido con las insignias de la realeza, quiso llevar en exaltación la Cruz hasta su primitivo lugar en el Calvario, pero su peso se fue haciendo más y más insoportable. Zacarías, obispo de Jerusalén, le hizo ver que para llevar a cuestas la Santa Cruz debería despojarse de sus vestidos reales e imitar la pobreza y humildad de Jesús. Heraclio con pobres vestidos y descalzo pudo así llevar la Cruz hasta la cima del Gólgota.

Para evitar nuevos saqueos, la Santa Cruz fue partida en varios trozos. Una parte se llevó a Roma, otra a Constantinopla; una se dejó en Jerusalén y una más se partió en pequeñas astillas para repartirlas en diversas iglesias del mundo entero.

NUESTRA ZONA Y LOS IRLANDESES
Si uno quisiera recordar algún Irlandés nativo o inmigrante seguro que surge en nuestra memoria el Almirante Guillermo Brown o quizás Dalmacio Vélez Sarfield ,o el Presidente Edelmiro Farrell o aquellos que en el siglo XIX se dedicaron a la explotación agrícola y luego sus descendientes fueron importantes jugadores de polo como los Duggan ,Lalor,Cavanagh. Seguramente alguien con espíritu mas futbolero se acordara de los Brown del legendario Alumni o del “tata Brown campeón mundial del 86”. En el ambiente científico, el Dr. Juan P. Garraham de gran repercusión con su obra a favor de los niños.

Pero seguramente poco sabemos de los numerosos irlandeses que se afincaron entre 1830 y 1840 en San Andrés de Giles y Exaltación de la Cruz dedicándose a la agricultura, algunos de ellos aún se los recuerda pues perduran sus nombres en localidades como Gaynor y Duggan.

En la iglesia de Capilla del Señor que data como oratorio desde la segunda mitad de siglo XVII en 1747 se hizo un templo que luego en 1866 se transformo en el actual y en donde tuvo mucha participación la colectividad irlandesa. En su atrio descansan los restos de dos capellanes irlandeses, como así en el hall de entrada los de los reverendos P. O”Grady, E. Weber y G. Crennam.

Eduardo Tormey y Culligan nacido en Capilla, fue diputado y por tres veces consecutivas Intendente de Capilla; el primero elegido por el voto popular en 1887. Su casamiento con Rosa Gaynor y Wallace se encuentra registrado en el libro de la Iglesia el 2-5-1871.

Otros de los inmigrantes conocidos de esa época era Patrick Glegan Culligan que llego a estas tierras en 1831 junto con su esposa Catherine Delamer y O´Reilly y una hija Mary Anne nacida en Irlanda en 1805. Aquí se dedicó a la actividad agropecuaria y tuvieron 7 hijos más: Eduardo, Lucía, Santiago, Brígida, Catalina, Matilde y Cayetano. Mary Anne contrajo matrimonio con Darby Tormey y Monks otro criador de ovejas de la zona. Eduardo fue presidente del Capilla English Racing Club. Brígida se caso con otro hacendado de Exaltación: Patrick Flanagan. Del casamiento de ellos y sus hijos con otros apellidos irlandeses surgen los: Lemmon y Kenny, Clinton y O”Connor Duggan, Dillon y Clarke, etc.

Muchos de estos habitantes de Exaltación de la Cruz del siglo XIX están registrados en los libros de casamientos o bautismos de la Iglesia de Capilla y enterrados en el Cementerio. Otros a consecuencia del cólera que azoto a Capilla en 1867 se trasladaron a Carmen de Areco o Rojas donde se afincaron.

Según dice la Sra. Blanca Delamer de Durante, en 2003, ese año Andrés Patricio Delamer participó de la entrega de objetos relacionados a la armada en Foxford, el lugar de nacimiento del Almirante Brown.

Nuestro barrio El Remanso cuenta entre sus vecinos a Don Horacio Delamer descendiente de esos irlandeses y que fue a su vez segundo Presidente de la Asociación de Fomento. Vaya en él un sincero homenaje a aquellos que hicieron de esta zona un importante centro de desarrollo agrícola-ganadero.